- Actualidad

En búsqueda de alternativas a un “mercado complicado”, Banco de Valores comienza a operar en Uruguay

Banco de Valores comenzará a operar en Uruguay como administrador de Fondos de Inversión y estará inscripto en el Mercado de Valores como Fiduciario Financiero tras ser autorizado por el Banco Central del país vecino, en una apuesta que está haciendo la entidad financiera de regionalización.

La movida toma más relevancia si se tiene en cuenta que el Banco de Valores es el principal fiduciario financiero de Argentina. El desembarco en Uruguay que empezó a tomar forma hace 10 meses atrás genera muchas expectativas en las autoridades de la entidad, sobre todo teniendo en cuenta que el mercado local “está complicado”.

VALO
Juan Nápoli

EXPECTATIVAS

Juan Nápoli, presidente del Banco de Valores lo resume así: “Son muchísimas las expectativas. Básicamente creemos que en Uruguay están dadas todas las condiciones para desarrollar nuestra actividad“.

“Es un proyecto donde tomamos la decisión muy rápido. El año pasado viajamos y a principios de este año formamos el equipo, tuvimos nuestras oficinas y bueno, acabamos de tener la autorización después de meses, pero eran un poco los tiempos razonables que estimábamos”.

Respecto a las expectativas que les despierta el nuevo mercado, Napoli marcó que son “muchísimas”. “Es un lugar ideal para arrancar por la estabilidad, gobernabilidad, reglas de juego, hay muchos inversores sobre todo argentinos ya establecidos, compañías de seguros, y mucho potencial de desarrollo de infraestructura y también fondos muy buenos y creemos que podemos ayudar a desarrollar“, remarcó.

MERCADO COMPLICADO

En contrapartida, al referirse a la Argentina el optimismo decrece.  “El mercado argentino está complicado, hemos tenido menores emisiones que las proyectadas. No está mal porque pudimos sacar en plena pandemia un producto como el de Richmond y algunos otros nuevos”, destacó Napoli en diálogo con El Cronista.

Al ser consultado sobre como impactaron en el negocio las últimas restricciones y regulaciones del mercado argentino, Napoli explicó “el impacto sobre los resultados del banco se da por la inflación y los impuestos, pero obviamente todo atenta con un clima no muy apto para los negocios”.

“Sin embargo, hemos mantenido el nivel de actividad pero atravesados por la inflación, estamos sin poder distribuir dividendos a los accionistas hace casi dos años por decisión del Banco Central. El contexto es adverso pero así todo seguimos apostando por Argentina“. “En plena pandemia pudimos continuar con nuestra actividad y hacer frente a temas complejos como la inflación, con tasas negativas e impuestos que nos encarecieron la actividad. El mercado argentino está complicado como está la Argentina. Por eso, también sin descuidar nuestra actividad en la Argentina y nuestro ingreso principal, decidimos empezar a abrirnos a Latinoamérica”, agregó.

LA ELECCIÓN DE URUGUAY

Al ser consultado acerca del motivo por el cual el banco eligió el país vecino para comenzar el proceso de regionalización, Napoli es contundente: “Básicamente creemos que en Uruguay están dadas todas las condiciones para desarrollar nuestra actividad”

Nosotros vamos como administradores de fondos y fiduciarios financieros que es nuestra actividad central en Buenos Aires.  Con esto, iniciamos un proceso de regionalización por la cercanía, la estabilidad y todos los atributos que tiene Uruguay decidimos empezar por ahí“, remarcó.

REGIONALIZACIÓN

“Vamos a ir a otros países pero primero queremos empezar acá, estar activos y una vez que lo estemos en Uruguay, vamos a avanzar hacia otros”, agregó.

En esta línea, el presidente del Banco de Valores manifestó que por ahora “son proyectos, no podría adelantarlo porque sería bueno preservarlo, pero van a ser países con las mismas condiciones: estabilidad, baja inflación y potencial de desarrollo del mercado de capitales“.

Fuente: Cronista